22Mar

La técnica de cepillado de dientes que ayuda a prevenir las caries

La caries dental es una enfermedad infecciosa que destruye los tejidos dentarios, y la más prevalente en la población infantil. De hecho, según un estudio de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, un 35,9 por ciento de niños de 6 años tiene caries y, en el caso de los de 15 años, la prevalencia aumenta hasta el 50,5 por ciento.

Ante estos datos, el presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), Antonio Montero, ha resaltado la importancia de introducir hábitos de higiene oral, incluso en los niños más pequeños. «Desde que salen los primeros dientes es conveniente limpiarlos con una gasa húmeda después de cada toma y, según vayan saliendo, iremos adaptando el cepillo. El cepillado debe ser realizado por los padres hasta que ellos sean capaces de cepillarse bien por sí mismos», ha dicho.

Técnica del cepillado de dientes

La posición idónea es situarse detrás del niño, frente a un espejo y siguiendo un orden para limpiar todos los dientes por todas sus caras. Así, es importante enseñarles a limpiar la superficie masticatoria de las muelas con movimientos de atrás hacia delante; limpiar la superficie externa e interna colocando el cepillo en un ángulo de 45 grados en dirección con la línea de las encías con movimientos suaves y breves desde la encía hacia el resto del diente; realizar el cepillado durante dos minutos, tres veces al día, y terminarlo cepillando la lengua para eliminar las bacterias y refrescar el aliento.

En el caso de los adultos, se aconseja complementar el cepillado con el hilo dental. Así, aconsejan usar nos 45 cm. de hilo dental dejando unos 5 cm para trabajar. Después, se sigue suavemente la curba de los dientes, se limpia debajo de la encía evitando golpearla, y por último se enjuaga la boca con un colutorio adecuado.

La comida afecta a los dientes

Por otra parte, los expertos del COEM destacan la importancia de no abusar de alimentos ricos en azúcar (refrescos, dulces y bollería). Hay que evitar usarlos como premio y entre comidas, ha señalado. Además, aconsejan que la consistencia de los alimentos sea sólida para fomentar la masticación.

Del mismo modo, recuerdan la conveniencia de no picar entre horas, cepillarse los dientes y encías después de cada comida y vigilar la calidad de los alimentos que ingieren los niños. Además, han recomendado visitar al dentista dos veces al año y mantener una correcta higiene oral para disminuir el riesgo de caries y enfermedad periodontal.

Otros consejos que dan los dentistas para favorecer los buenos hábitos infantiles es actuar como ejemplo y modelo a seguir para los más pequeños en el caso de la higiene oral y la dieta; seguir las indicaciones del odontólogo en cuanto al dentífrico en el caso de los niños de 0 a 2 años y, en adelante, utilizar pastas con una concentración de flúor adaptada a su edad; colocar la cantidad equivalente a un grano de arroz o guisante de pasta de dientes y supervisar el cepillado; así como evitar el consumo de tabaco en el hogar.

Fuente: ABC.es